El insomnio crónico


El insomnio se caracteriza por la percepción o queja de que se duerme mal por alguno de estos factores: tener dificultad para quedarse dormido, levantarse a menudo durante la noche y no volver a dormirse fácilmente, despertarse muy temprano o levantarse cansado.

Hablamos de imsomnio crónico cuando la persona duerme menos de cinco horas al día durante dos meses consecutivos, como mínimo. Normalmente es síntoma de otra alteración o enfermedad. El 50% de los que sufren imsomnio se trata de un imsomnio de tipo crónico. Sólo un 10% de estos casos está tratado de forma adecuada, un 5% utiliza medios caseros y el 85% restante no recibe ayuda.

El insomnio crónico genera ojeras, irritabilidad, cambios en la forma de pararse o sentarse y baja vitalidad. La fatiga causa la ansiedad, el miedo y la depresión crónica, pero además envejece al paciente y lo hace vulnerable a contraer problemas mentales graves, tales como la esquizofrenia y la paranoia.

Existen diversos medicamentos que ayudan a conciliar el sueño. La principal preocupación de las personas acerca de tales productos es la posibilidad de adquirir dependencia o adicción a los mismos. Sin embargo, esto no sucede si la persona sigue las recomendaciones de su médico. Por lo general, son prescritos por un breve período, que no debe superar cuatro a ocho semanas. Durante ese lapso son corregidas las causas que pueden precipitar el insomnio y son instauradas las medidas de higiene del sueño.

El insomnio siempre tiene una causa, trate de hallarla usted mismo o con la ayuda de su médico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

perros sin hogar que te necesitan

perros sin hogar que te necesitan
adopta un perro, te lo dará todo