La crisis de los cuarenta

Cuando llegamos a las edades comprendidas entre 35 y 45 años, es como si pensáramos que hemos recorrido la mitad del camino dejando atrás la juventud y entrando en la edad madura.
Son tiempos de cambios y sobre todo de considerar el punto donde nos encontramos. De replantearse muchas cosas, como el pensar si hemos conseguido nuestros objetivos.
Estar cerca de los cuarenta o tenerlos, no significa que la vida haya terminado. 
Sigue estos consejos para salir de esta crisis:
- Darle importancia a lo que ha costado tanto esfuerzo conseguir a lo largo de los años: Pareja, hijos, amigos, trabajo.
- Tener una actitud positiva con la propia vida y el futuro y valorar lo vivido en lugar de querer recuperarlo porque ya ha quedado en el pasado.
- Trabajar en la juventud la autoestima ayudará a pasar por esta edad sin notar estas conductas nocivas que predisponen a la crisis. Moldear la estructura emocional para que llegado el momento responda con la fuerza necesaria.
- Disfrutar de los logros que se han podido conseguir y no poner atención sobre exagerada en lo que ha quedado pendiente.
- Si se ha caído en la crisis, buscar ayuda rápidamente y hablarlo con la familia. Los afectos deben saber exactamente qué es lo que está pasando para poder accionar correctamente, ver el panorama más claro y consultar con el profesional adecuado. Cuanto antes se asuma el conflicto, más rápido se saldrá de él.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

perros sin hogar que te necesitan

perros sin hogar que te necesitan
adopta un perro, te lo dará todo