Cómo afrontar la vuelta al trabajo después de ser mamá, sin sentimientos de culpa

Volver a trabajar muchas veces supone un conflicto emocional para madres primerizas. Muchas mujeres temen que llegue el día en que su baja por maternidad se termine y no saben cómo van a afrontar esta estapa pues se sienten culpables. En primer lugar, fuera culpas, pues trabajar fuera de casa no te hace una mala madre.  Recuérdate constantemente que lo que estás haciendo es lo mejor para ti y para tu familia.
Busca el servicio adecuado de cuidado para tu bebé, con cuidadoras cualificadas.Recuerda que una buena y estimulante guardería prepara al niño para la escuela, intelectual y socialmente.
Habla con tu jefe. Puedes preguntarle la posibilidad de tener un horario flexible, trabajar desde casa o trabajar medio tiempo. Hazlo, de ser posible, antes de que tomes la baja por maternidad.
Si planeas continuar amamantando después de regresar al trabajo, píde una habitación privada para sacarte leche. Considera comprar un saca-leche eléctrico que te permita sacarte leche de ambos senos a la vez.
Si puedes, vuelve a trabajar en uno de los últimos días de la semana. Eso hará que tu primera semana de regreso sea más corta y por lo tanto puedas hacer el cambio poco a poco. Evita volver al trabajo si la fecha coincide con otro gran evento familiar como cambiarse de casa o escuela o una crisis personal.
Organízate y planea una llamada diaria a la cuidadora de tu bebé para saber cómo está. Deja tiempo después del trabajo para reconectarte con tu bebé.
Planea también qué harás cuando tu bebé esté enfermo o cuando su cuidadora no esté disponible en un día de trabajo.
Busca ayuda en familiares, amigos, y comparte obligaciones con tu pareja.
Pero sobre todo mantén una actitud positiva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

perros sin hogar que te necesitan

perros sin hogar que te necesitan
adopta un perro, te lo dará todo