La sesión de focusing

Una sesión de focusing (conocida también como sesión de proceso de focalización corporal), consiste en los siguientes pasos:
1. Se realizan primeramente unos ejercicios de respiración que ayuda a que la persona entre en un estado de relajación.
2. El terapeuta nos guía por la fase de centramiento, en el que nos ayuda a centrarnos en aquel problema que queremos trabajar.
3. Una vez focalizado el problema, el terapeuta nos invita a sentir cómo nuestro cuerpo se manifiesta ante ese problema.
4. En esta fase el terapeuta nos pide buscar una imagen o sonido que simbolice esa preocupación o problema (recibe el nombre de asidero).
5. El terapeuta nos invita ahora a hacerle preguntas a esa emoción determinada.
6. Finalmente, la persona debe aceptar el cambio que hayamos sentido ante el problema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

perros sin hogar que te necesitan

perros sin hogar que te necesitan
adopta un perro, te lo dará todo