No dejar que los demás nos responsabilicen de sus insatisfacciones

Siempre seremos nosotros los que, en primer lugar, evaluemos cómo ha sido nuestra conducta. En el peor de los casos, si pensamos que hemos actuado con buena intención pero con una torpeza extrema, podremos tener claras oportunidades para mejorar nuestra conducta en el futuro. Y si pensamos que debemos reparar algo que hemos provocado, hagámoslo. Pero no nos dejemos llevar por ese lastre que muchas personas ponen rápidamente sobre las espaldas de otras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

perros sin hogar que te necesitan

perros sin hogar que te necesitan
adopta un perro, te lo dará todo