Convertir la hostilidad en amistad

Existe una frase que elimina malos rollos entre dos personas que discuten: "Si yo estuviera en su lugar, no hay duda de que me sentiría de la misma manera".
Esta frase suavizará a la persona más pendenciera del mundo. Y usted puede pronunciarla con toda sinceridad, porque si estuviera en el lugar del otro es evidente que pensaría como él. Tenga compasión del pobre diablo que se le acerca enfadado. Simpatice con él, y piense que "ese" podría ser usted.

Los días que no hayamos aprendido nada, serán días vacíos

Las personas seguiremos creciendo mientras sigamos aprendiendo.
Debemos sacar provecho a todas las situaciones que hemos vivido. Por ejemplo, si hemos vivido un día negativo, lo único que podemos es cortar nuestro malestar, pues, a partir de mañana, el sufrimiento no tendrá ningún sentido.
Si, por el contrario, la experiencia ha sido positiva, podemos centrarnos en ella, pues mientras su evocación nos genere alegría y seguridad, las consecuencias seguirán siendo positivas.

Entradas populares

perros sin hogar que te necesitan

perros sin hogar que te necesitan
adopta un perro, te lo dará todo