Vivir solo aumenta el riesgo de padecer demencia senil

Estar y vivir solo a partir de los 50 años duplica el riesgo de demencia senil. Además, cuando una persona está divorciada o ha enviudado, las posibilidades de padecer demencia (incluso el síndrome de Alzheimer), se triplica.

Vivir en pareja implica retos sociales y cognitivos que tienen un efecto protector en el cerebro.

También existen otros factores que aumentan el riesgo de padecer demencia, como lo son: la falta de ejercicio, dietas poco saludables, ausencia de estimulación intelectual, aislamiento social, etc.

Mantener una vida activa, tanto social como mentalmente, parecen ser las medidas preventivas mas eficaces para prevenir la demencia senil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

perros sin hogar que te necesitan

perros sin hogar que te necesitan
adopta un perro, te lo dará todo