Mi hijo juega solo en el cole, ¿por qué?

Se debe evitar la extrema superprotección que pueda impedir que se vaya estructurando en los hijos la autonomía suficiente para relacionarse con los demás.
Es aconsejable que, a partir de los tres años, se favorezcan, en lo posible, los juegos en paralelo con otros niños, y no tardarán en surgir de forma natural en el niño los juegos de asociación y cooperación.
A partir de los cuatro o cinco años, jugar solo o quedarse mirando cómo juegan los demás es una conducta infrecuente, salvo que se trate de niños retraídos que no han desarrollado el aprendizaje social, fundamentalmente a causa de una sobreprotección por parte de los padres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

perros sin hogar que te necesitan

perros sin hogar que te necesitan
adopta un perro, te lo dará todo