Cómo evitar que nuestros hijos sean acosados por Internet (grooming)

Cada vez más chavales se están incorporando con más intensidad a las nuevas tecnologías y esto es un coladero para los pederastas que desafortunadamente existen. Hasta el 15% de los menores internautas entre 10 y 17 años recibe alguna propuesta sexual y el 34% de ellos se encuentra con material sexual que no ha buscado.
Por eso, los padres deben enseñar a sus hijos dos cosas fundamentales que pueden poner freno a un acosador del ciberespacio o "grooming": saber decir que no y que pidan ayuda antes de que sea demasiado tarde.
Concienciar a los menores de la importancia de seguir ciertas normas de privacidad y que aprendan a tomar decisiones es básico. Y, sobre todo, que se lo cuenten a sus progenitores para que puedan denunciarlo. Es importante que sepan que no les van a regañar ni prohibir el uso de Internet.
Las redes sociales son la puerta de entrada frecuente de estos acosadores. Porque en ellas con excesiva frecuencia se exhibe abiertamente toda la información de sus víctimas potenciales.

Para evitar que nuestros hijos sean víctimas de grooming:
  • Evitar la instalación de cámaras web (webcam) o restringir su uso mediante algún programa o mediante claves o controles parentales.
  • Colocar el ordenador en lugares comunes de la casa.
  • Educar a los hijos en los peligros de la Red. Hay que explicarles las medidas de protección básicas para evitar cada uno de ellos. En el caso del 'grooming' no revelar nunca los datos personales ni las claves a conocidos de Internet.
  • Es importante conocer a sus contactos y revisar sus redes sociales.
  • Proteger los datos. Los menores no deben rellenar formularios en los que den datos personales suyos, de amigos o conocidos o de su familia.
  • El horario. Es importante que no chateen por la noche y a escondidas de los padres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

perros sin hogar que te necesitan

perros sin hogar que te necesitan
adopta un perro, te lo dará todo