Convivir con un ludópata

El hecho de ser incapaz de resistir los impulsos a jugar puede llevar a graves consecuencias personales o sociales. Las personas que sufren de ludopatía muchas veces se avergüenzan de ello e intentan que los demás no se enteren de su problema. Estos son los síntomas:
·         Cometer delitos para conseguir dinero para jugar
·         Sentirse inquieto o irritable al tratar de jugar menos o dejar de jugar
·         Jugar para escapar de los problemas o de sentimientos de tristeza o ansiedad
·         Apostar mayores cantidades de dinero para intentar recuperar las pérdidas previas
·         Haber tenido muchos intentos infructuosos por jugar menos o dejar de jugar
·         Perder el trabajo, una relación u oportunidades en sus estudios o en su carrera debido al juego
·         Mentir sobre la cantidad de tiempo o dinero gastada en el juego
·         Necesidad de pedir dinero prestado para sobrevivir debido a las pérdidas ocasionadas por el juego
·         Necesidad de apostar cantidades cada vez más grandes de dinero para sentir excitación
·         Pasar mucho tiempo pensando en el juego, como experiencias pasadas o formas de conseguir más dinero con que jugar

El tratamiento de las personas con ludopatía comienza con el reconocimiento del problema. Sin embargo, la mayoría de los ludópatas comienzan el tratamiento bajo presión ejercida por otros, más que por haber aceptado voluntariamente la necesidad de tratamiento.
Grupos de apoyo de autoayuda, como Jugadores Anónimos ,es similar al de Alcohólicos Anónimos. Los principios relacionados con dejar el hábito (abstinencia) para otros tipos de adicción, tales como la drogadicción y el alcoholismo, también pueden ser de ayuda para el tratamiento de la ludopatía.
Al igual que el alcoholismo o la drogadicción, la ludopatía representa un trastorno crónico que tiende a empeorar sin tratamiento. Incluso con tratamiento, es frecuente comenzar a jugar de nuevo (recaídas).
La persona debe consultar con su médico o un profesional en salud mental si cree tener síntomas de ludopatía.
La exposición al juego puede aumentar el riesgo de llegar a sufrir ludopatía y el hecho de limitarla puede ser útil para las personas que están en riesgo.
Sin embargo, la exposición pública al juego continúa aumentando en forma de loterías, apuestas electrónicas y a través de Internet y los casinos. La intervención ante los primeros signos de ludopatía puede prevenir el empeoramiento de este trastorno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

perros sin hogar que te necesitan

perros sin hogar que te necesitan
adopta un perro, te lo dará todo