El complacer a los demás nos hace felices

¿Por qué una buena acción cada día tiene tan asombrosos efectos en el que la hace? Porque, cuando tratamos de complacer a los demás, cesamos de pensar en nosotros y esto es precisamente lo que produce la preocupación, el miedo y la melancolía. Pensar en los demás, no solamente impide que uno se preocupe por sí mismo, sino que ayuda a tener muchos amigos y a pasarlo muy bien.
Olvídate de tí mismo interesandote por los demás. Haga cada día una buena acción que provoque una sonrisa en el rostro de alguien, le ayudará a cultivar la paz y la felicidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

perros sin hogar que te necesitan

perros sin hogar que te necesitan
adopta un perro, te lo dará todo