La relación entre el comprador compulsivo y la depresión

La enfermedad del comprador compulsivo se denomina Oniomanía. Estas personas presentan baja autoestima, falta de autocontrol, inseguridad, propensión a la fantasía, sensación de soledad o vacío espiritual, además, suelen padecer otros trastornos como ansiedad y depresión. Se busca un mejor estado de ánimo, efecto de lo comprado.
Sienten el deseo de comprar después de una ruptura amorosa, de un conflicto familiar o ante cualquier problema que afecta su estado de ánimo. Al comprar, la persona se siente importante, viva e invencible y quedan a un lado por un periodo muy corto, los sentimientos de soledad, tensiones o disgustos.
El estado de euforia de los compradores compulsivos es característico en el momento que reciben su mercancía, pero cambia radicalmente conforme se acerca de nuevo a su hogar o a la situación que lo inquieta.
Si no puede superar su adicción o ha fracasado en varios intentos, acuda al psicólogo.
El tratamiento no es fácil, pero recuerde que cada vez que controla los impulsos irracionales que le perjudican, habrá conseguido una victoria que lo hará más libre.

2 comentarios:

  1. Me encanta tu blog. Felicidades por tu trabajo con él. Es muy interesante.

    ResponderEliminar
  2. Hola
    Me llamo Sandra y tengo un directorio web. Me ha encantado tu blog! Tienes unos post muy interesantes y variados sobretodo de salud, depresión, ser positivo, especialmente este post. Haces una labor extraordinaria con tu blog. Buen trabajo, por ello me encantaría contar con tu sitio en mi directorio, para que mis visitantes entren a tu web y obtengas mayor tráfico.
    Si estás de acuerdo házmelo saber.
    PD: mi email es: montessandra37@gmail.com

    ResponderEliminar

Entradas populares

perros sin hogar que te necesitan

perros sin hogar que te necesitan
adopta un perro, te lo dará todo