La depresión por la muerte de un ser querido

La muerte de un ser querido es una de las experiencias más desagradables de la vida, en particular si se trata de un pariente cercano, de un hijo o del cónyuge.
Las personas de edad evanzada llevan peor la pérdida y son más propensos a la depresión y al sentimiento de soledad, pues les resulta más difícil rehacer su vida a esta edad.
Si la persona que sufre la pérdida carece de apoyo emocional de los amigos y de la familia, o de un sistema de creencias religiosas o filosóficas, la ansiedad y el estrés pueden intensificarse. En estos casos, cuando no somos capaces por nosostros mismos de superar la nueva situación, no debemos dudar en acudir a la consulta del psicólogo, quien nos ayudará a afrontar nuestro nuevo camino con más fuerza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

perros sin hogar que te necesitan

perros sin hogar que te necesitan
adopta un perro, te lo dará todo